No hemos podido validar su suscripción.
Gracias por suscribirte al Boletín Verde.

Suscríbete al Boletín Verde

ASPIRINAS… ¿EN MIS PLANTAS?

¡Hola Balconistas! Espero a todos les esté yendo bien durante su cuarentena y mantengan su mente ocupada estos días. Yo por mi parte he estado tan ocupado que he terminado teniendo dolores de cabeza, nada que una aspirina no resuelva. Y eso me llevó a pensar ¿servirá de algo las aspirinas en las plantas? No me creerán lo que descubrí.

Hace casi 130 años, el químico Felix Hoffmann tenía a su papá muy enfermo y el único tratamiento que lo ayudaba era uno con salicina. Pero lamentablemente este tratamiento tenía demasiados efectos secundarios, que terminaban siendo peor que la enfermedad original. Hoffmann, siendo un químico profesional, empezó a experimentar con la salicina terminando finalmente descubriendo el ácido acetil salicílico, el compuesto activo de la aspirina.

Es importante recordar que la aspirina proviene directamente de la salicina, por lo que es parte de las plantas. Es más esta es una hormona que está presente en casi todos los órganos vegetales del mundo y su función básicamente es activar el sistema inmunológico de las plantas. 

Ahora ¿cómo ayuda eso a nuestras plantas? Un estudio realizado en Rhode Island confirmó que la aspirina ayuda a reforzar el sistema inmunológico de las plantas, haciéndolas más fuertes y resistentes. Esto lo consiguieron disolviendo una aspirina en un litro de agua y pulverizando las plantas cada tres semanas. 

Algunos usos que podemos darle a la asprina en nuestro huerto urbano son:

Protector y potenciador de crecimiento: Para esto disolvemos una aspirina en un litro de agua y lo pulverizamos a nuestras plantas durante la tarde noche cada tres semanas, similar al experimento. Esto ayudará a la defensa de nuestras plantas y que no las ataque ninguna enfermedad. 

Para conservar flores: Añadimos la mezcla al florero con agua donde tenemos nuestras flores. Esto hará que la flor se mantenga más fresca y resistente.

Enraizante: Podemos sumergir esquejes entre tres a cuatro horas en agua destilada con aspirina y funcionará como desinfectante, incentivando el crecimiento de raíces en nuestros esquejes. 

Para sembrar semillas: Podemos remojar nuestras semillas en agua con aspirina diluida antes de sembrarlas, esto nos ayudará a que su brote sea más fuerte y no falle.

Es muy importante recordar que la cantidad de mezcla de agua y aspirina siempre debe ser una aspirina en un litro de agua, ya que o si no terminará afectando a nuestra planta