No hemos podido validar su suscripción.
Gracias por suscribirte al Boletín Verde.

Suscríbete al Boletín Verde

3 MÉTODOS CASEROS CONTRA PLAGAS

¿No es terrible Balconistas? Llegar tarde a tu casa, cansado a desempacar las cosas con las que andas cargado, asomarte a tu balcón a ver tus plantas y… de golpe encontrarte con bichos, plagas y hongos. 

Luego de todo el esfuerzo y amor que uno le pone a su huerta, toparse con estos invitados sorpresa puede ser una de las peores cosas para terminar un largo día de trabajo. 

Por suerte, tenemos varias cosas en nuestra casa que nos pueden ayudar a evitar estas plagas invasoras. La mayoría de los productos que mencionaremos en esta nota son artículos que están a la mano en cualquier casa por lo que no te preocupes de tener que salir a comprar por ellas.

Insecticida de Ajo

Hemos hablado varias veces en Balcón Verde de los beneficios que tiene el ajo para detener diferentes ataques de plaga en nuestro huerto, así que mucho no hay que abundar en este sencillo, pero eficiente, método de control.

La forma más sencilla para utilizar como insecticida el ajo es simplemente plantando directa sus cabezas a la tierra, lo cual espantará a varios bichitos y plagas que tengamos.

Aun así, un método mucho más efectivo es realizar la siguiente preparación:

Picamos cuatro cabezas de ajos lo más fino que podamos. Luego los vertemos en 250 ml de alcohol y tapamos para que no se nos evapore el alcohol. Lo dejamos reposar por un día y filtramos dejando solamente el líquido de nuestra mezcla. A esto le agregamos un chorro de lavaloza bio degradante (esto nos asegura que no dañará nuestras plantas) y finalmente ponemos una medida igual de agua a la mezcla que teníamos. ¡Y listo!

Rociamos esta mezcla directa a nuestras plantas y le podremos decir adiós a diferentes tipos de plagas, en especial a los chanchitos de tierra y pulgones.

Té de Jengibre

Esta preparación es más bien un poco específica, pero sirve para un enemigo letal que pueden llegar a tener nuestros tomates. Conocida comúnmente como el “Gusano del Tomate” o “Tuta Absoluta” en algunos países, este tipo de polilla es letal en los tomates, llenándose de hoyos.

Pero hay un método rápido y sencillo para evitar esta peligrosa plaga:

Lo primero que necesitamos son 50 gr. de jengibre en polvo. Si no tenemos en polvo, podemos rallar la raíz de jengibre hasta tener 50 gr. lo cual es un poco lento, pero igual de útil. 

Luego hervimos un litro y medio de agua con una hojita de romero. La reposamos por unos cinco minutos antes de echar nuestro jengibre en esta. 

Mezclamos y vamos quitando los grumos que vayan quedando para luego tapar y reposar por un día. Es importante tapar nuestra mezcla, ya que similar a la preparación anterior, el aceite del jengibre es muy volátil. 

Al otro día agregamos 6 gr. de Lecitina de Soja y revolvemos en tandas durante media hora. 

Colamos la preparación para sacar la lecitina y luego mezclamos 1 parte de nuestro té con 4 partes de agua y lo rociamos directamente a nuestra planta. 

Esta mezcla se puede echar en cualquier lugar de nuestros tomates, incluyendo el fruto mismo. Recuerda también que esta preparación es mejor para prevenir que salga esta plaga más que para eliminarla por completo.

Leche para los Hongos

Los hongos serán una de las peleas más difíciles que tendremos en la vida de nuestras plantas. Muchos de estas afectan a nuestras plantas al punto de matarlas, en especial en época de primavera y verano. 

Aunque existen varias formas de eliminar los hongos de nuestras plantas, mostraremos un método casero muy sencillo que podemos hacer con leche en nuestras casas:

Primero vertimos 8 partes de agua, preferiblemente de lluvia, por dos partes de leche. Es importante que la leche no contenga nata, ya que esta es completamente innecesario para el proceso.

Luego añadimos 20 gr. de bicarbonato de sodio por cada litro de mezcla que hayamos hecho. Lo batimos fuerte en el difusor y aplicamos por dos días seguidos, ojalá que siempre sea durante el atardecer.

Ahora, en caso de lluvia, siempre debemos verter nuestra mezcla al día siguiente. Y de forma preventiva aplicaremos cada 15 días para evitar cualquier tipo de plaga en nuestras plantas.

Recuerda que esta mezcla se puede rociar por toda la planta, igual que la anterior. Y a diferencia de la mezcla anterior, es muy útil cuando el hongo ya está establecido en nuestra planta.

Estos son sólo algunas preparaciones que podemos hacer en nuestra casa para protegernos de las plagas. Si quieres conocer un poco más sobre los diferentes tipos de enfermedades que pueden atacar a nuestras plantas no te pierdas este video en youtube al respecto.

¡Nos vemos Balconistas!